¿Por qué consumir los «probióticos»?

Las modas siempre están a la orden del día, pero sin milagros.

John Santos

BEBERBIEN. Los europeos del norte consumen muchos microorganismos, llamados probióticos (de «pro» y «biota», que significa «de por vida»). La tradición es comer alimentos fermentados con bacterias, como el yogur. También, sustituyen las bebidas azucaradas por las «probióticas», las cuales fortalecen el sistema inmunológico y son muy saludables.

Casi seguro que ya habrás escuchado sobre las bebidas probióticas, pero en realidad, ¿qué son? Bebidas con varios beneficios (algunos todavía discutidos), entre ellos: fortalecer el sistema inmunológico y promover una buena digestión. Se logran gracias a un proceso de fermentación.

Los probióticos son organismos vivos o ‘bacterias buenas’ que según Mayo Clinic “actúan como nutrientes para la microbiota humana”. Por ejemplo, intervienen en la salud general del cuerpo, ayudan a una correcta absorción de nutrientes y previenen la invasión de gérmenes con potencial patógeno.

Ahora bien, existen varias formas de incluir los probióticos en nuestra dieta, ya sea a través de alimentos o bebidas. Destacamos algunas:

Kombucha

El o la kombucha es una infusión fermentada de té con azúcar, bacterias (se utiliza un hongo llamado Scoby) y levadura. Además de ayudar con el sistema inmune se dice que sirve para tratar afecciones de salud graves como la presión arterial.

Jun

El jun es una bebida similar a la kombucha, pero que emplea un hongo más pequeño que el Scoby. Se fermenta con té verde o blanco en lugar de negro. Para prepararla, se requiere agua de manantial o filtrada, hojas de té, un hongo de jun y una fermentación de jun anterior.

Kéfir

El kéfir es uno de los productos lácteos más antiguos, aunque también puede elaborarse con agua. Se requieren nódulos o gránulos de kéfir, que contienen caseína coagulada, levaduras y bacterias.

Kvas de remolacha

El kvas es una bebida fermentada que aporta todos los beneficios de la remolacha, pero que además tiene los beneficios de los alimentos fermentados; como resultado, se obtiene un “tónico depurativo y saludable”. Para prepararla, únicamente necesitas agua, remolacha y sal.

Tepache

El tepache es una bebida de México y aunque sabor  se asemeja al de la cerveza, contiene menos de 1% de alcohol y es dulce. Para elaborarla se necesitan cáscaras y pulpa de piña, agua y azúcar panela.

MUY IMPORTANTE. En EEUU, la mayoría de los probióticos se venden como suplementos dietéticos, que no se someten al proceso de prueba y aprobación de los medicamentos. Antes de ser comercializados, los fabricantes son responsables de asegurarse de que cualquier afirmación que se haga en la etiqueta sea cierta.

No hay garantía de que los tipos de bacterias que aparecen en la etiqueta sean efectivos para una determinada afección. Los beneficios para la salud son específicos para cada cepa, y no todas las cepas son necesariamente útiles. Hay que consultar a un profesional familiarizado con los probióticos para discutir sus opciones.

¿Cuáles son los beneficios de los probióticos? Las bacterias tienen la reputación de causar enfermedades, por lo que la idea de usarlas por tu salud puede parecer –literal y figuradamente– difícil de tragar. Pero, una creciente cantidad de evidencia científica sugiere que puedes tratar e incluso prevenir algunas enfermedades con alimentos y suplementos que contienen bacterias vivas.

Algunos especialistas en enfermedades digestivas recomiendan suplementos probióticos para los trastornos como el síndrome del intestino irritable. Algunos estudios clínicos sugieren que la terapia probiótica mejorar varias enfermedades gastrointestinales, retrasar el desarrollo de alergias en los niños y prevenir infecciones vaginales y urinarias en las mujeres.

La autodosificación con bacterias no es tan descabellada como parece. Se estima que 100.000 millones de microorganismos que representan más de 500 especies diferentes habitan cada intestino normal y saludable. Estos microorganismos (o microflora) generalmente no nos enferman; la mayoría son útiles. Las bacterias intestinales mantienen a raya a los patógenos (microorganismos dañinos), ayudan a la digestión y a la absorción de nutrientes, y contribuyen a la función inmunitaria.

___________________

Más noticias:

T W I T T E R

©BEBERBIEN

beberbien@email.com

Ir al contenido