El origen de una gran fiesta universal

La diversión no para y la cerveza se bebe como agua de manantial.

BEBERBIEN. Si los extraterrestres aterrizan en estos días en Múnich, Alemania, exclamarían: “¡Qué bien que sobreviven los terrícolas!”. Y no estarían equivocados. “Oktoberfest” es la fiesta más grande del mundo, con millones de visitantes cada año, en busca de diversión y cerveza¡ríos de cerveza!

Incontables millones de litros de una bebida milenaria burbujeante que desaparecen en un suspiro, comidas tradicionales imposibles de rechazar, música para endulzar los oídos y una fiesta que no tiene fin: ¿Qué es el Oktoberfest y por qué se celebra con cerveza?

Es una curiosa tradición que empezó en 1810, hace 209 años, gracias a una boda real y con el tiempo se convirtió en el festival de cerveza más importante del planeta, y quizás del universo. 

Al final de la fiesta, organizaron una carrera de caballos en honor a la unión matrimonial. Fue tan divertido para todos, que decidieron repetir el festejo al año siguiente, pero con una nueva idea: agregaron una feria de agricultura. Así comenzó el Oktoberfest o “Fiesta de Octubre”.

En el casamiento real hubo música, baile y cerveza. Sin embargo, la bebida todavía no era la protagonista del acontecimiento. Recién en 1818, los organizadores decidieron colocar pequeños stands con cerveza para que los participantes se refrescaran.

Como el consumo aumentó, los stands fueron reemplazados por las carpas gigantes que hoy abastecen a los miles de sedientos y fanáticos de la bebida, ya sea “rubia” o “negra”.

En la actualidad, sigue haciéndose en el mismo descampado del legendario casamiento, donde la “Reina Cerveza” es la atracción principal.

Ir al contenido