La cerveza china

Esta historia comenzó con los rusos…

John Howard

🇨🇳 BEBERBIEN. Cuando se habla de cerveza, países como Alemania, Bélgica, Holanda, México, Irlanda y Estados Unidos son los primeros que vienen a la mente. Sin embargo, tenemos que ampliar nuestro ámbito cervecero y pensar más hacia el este… al mercado de cerveza más grande del mundo. China es un «Feliz Tsunami» de cerveza de todos los colores. Hasta los mismos chinos aseguran que en su gigantesco país, «hay más cerveza que gente».

China no es solo conocida por la historia cultural, la comida, el café y el té, sino también por la bebida de más rápido crecimiento: la cerveza.

Los chinos socializan de domingo a domingo, nunca esperan al fin de semana para divertirse. Siempre hay hombres y mujeres en barbacoas, bares y restaurantes, con una cerveza en la mano.

La milenaria China lleva destilando cerveza desde el principio de los tiempos. Y al igual que en otras partes del planeta, la cerveza cumplió su propósito y luego cayó en desgracia, sustituida por otras bebidas alcohólicas. Ahora China ha vuelto a la cerveza.

Sí, es cierto que cuando tienes una población de más de mil millones de personas eres el mayor consumidor de muchas cosas. Pero, la realidad es que los cerveceros chinos viven un momento de esplendor.

A PASOS DE GIGANTE

Esta historia no es «un cuento chino», sino «русская сказка» («un cuento ruso», en idioma ruso). Mucha agua ha corrido debajo de los puentes desde que en octubre de 1900, los rusos construyeron la primera fábrica de cerveza en la ciudad de Harbin, en la provincia Heilongjiang, y la denominaron «Fábrica de Cerveza Wubolevsky», lanzando así la industria cervecera en China. Pero, según los historiadores chinos, «aquella primera cerveza rusa-china era muy mala».

Poco después, otras ciudades como Beijing, Shanghai, Tianjin y Guangzhou construyeron sus propias fábricas de cerveza. En 1903, los comerciantes británicos y alemanes crearon una fábrica mixta de «Cervecería Germánica». Y en 1910, apareció la «Cervecería Escandinavia».

Sin embargo, aquellas fábricas tenían una producción y venta limitada porque los consumidores chinos todavía no se habían acostumbrado al sabor de cerveza.

Hoy, las marcas nacionales de cerveza crecen a pasos de gigante, como el monstruo japonés Godzilla, dando como resultado la formación de diversos conglomerados de gran tamaño, tales como Tsingtao, Yanjing y Harbin.

Mientras tanto, algunas marcas internacionales han ingresado en el mercado chino, entre ellas la mexicana Corona, vendiendo sus cervezas o colaborando con los productores locales para establecer empresas mixtas.

Desde que China ingresó en la OMC (Organización Mundial de Comercio), otras marcas internacionales como Heineken, Budweiser, Carlsberg y Asahi aumentan sus estrategias de marketing para expandirse en el billonario mercado chino.

China ya cuenta con cientos de cervecerías (quizás miles) y ocupa desde hace 12 años consecutivos el primer lugar en el planeta en consumo de cerveza.

La cerveza «Made in China» figura entre las mejores en términos de apariencia, brillo y espuma. Las que yo probé en un reciente viaje a Shangai, son muy, muy buenas. Hasta diría que son más sabrosas que las alemanas, con el perdón de mis amigos germanos.

SNOW

Si bien es posible que nunca hayas oído hablar de esta cerveza, es la marca más vendida del mundo por volumen. Esto se debe al hecho de que China tiene una población elevada (20% de la población mundial). Esta Pale ale es ligera y refrescante, y un buen acompañamiento de la comida picante.

TSINGTAO

Fundada por los británicos y alemanes en la provincia china de Qingdao, esta cerveza de estilo alemán fue importada al mercado chino para los occidentales que se establecieron en este país hace 50 años, pero ahora también la beben los chinos.

Para su elaboración se utilizan materias primas de alta calidad (lúpulo fino, cebada, arroz) y agua mineral de la fuente de Laoshan. La cerveza, cristalina y de color amarillo claro, tiene un 4% de alcohol, un aroma limpio y fresco con un sabor a malta.

YANJING

Esta cerveza es apodada «el verdadero sabor de China» por la forma en que los chinos la disfrutan. Es una cerveza de arroz, suave y refrescante. La fábrica utiliza agua de los manantiales de las montañas de Yunnan. Su calidad debe haber sido la razón para ser patrocinador de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Es un producto de la cervecería Beijing Yanjing, que emplea la última tecnología para la elaboración de cerveza.

PEARL RIVER

Esta es otra cerveza Pale lager, elaborada por los cerveceros de Zhujiang, en Cantón o Guangzhou. Es muy popular a lo largo del delta del Río de las Perlas, región bien conocida por sus ricas habilidades culinarias.

La Pearl River es otra marca líder en el país con cerca de 48.000 botellas consumidas cada hora. El agua utilizada en su elaboración procede de un manantial natural que luego se combina con levadura alemana, lúpulo checo y malta de cebada canadiense.

HARBIN

Es la marca de cerveza más antigua del país. Se fabricó por primera vez en el siglo XX y se convirtió en un campeón en el noreste de China después de la ayuda financiera del gobierno. La cerveza aporta un sabor puro de lúpulo europeo y chino, malta, arroz y levadura alemana. El sabor está influenciado por la cultura y las tradiciones de los chinos.

SHANCHENG

Esta cerveza de estilo Lager es elaborada por las cervecerías de la región de Chongqing. Con un color dorado oscuro, sabe a miel y tiene un toque de arroz y almendras malteadas. Es famosa por su sabor refrescante y su perfecto acompañamiento a la comida caliente de Chongqing.

SEDRIN

La cerveza es producida en la provincia de Fujian por las cervecerías Sedrin. Se elabora combinando malta y lúpulo que influyen mucho en su sabor, es ligera y adecuada para los jóvenes.

KINGSTAR

La cerveza tiene cuerpo y un toque de dulzura que complementa los aromas del lúpulo seleccionado. Se produce en la provincia de Henan, en el centro de China. Es de color amarillo pálido, cristalina y muy ligera. Tiene un sabor a hierba y a grano.

_____

La cerveza fue creada por mujeres, en la antigua Mesopotamia. En enormes barriles se mezclaban granos, cereales, agua y otras hierbas hasta encontrar el gusto deseado. Las mujeres utilizaban palos de escoba para mezclar en barriles muchas especias que eran desconocidas. Cuando el sabor de la cerveza no convencía a los hombres, se ahogaba a estas «hechiceras» en su propio barril.

_____

🍺 La curiosa historia de la milagrosa Mumme

_____

🌍 T W I T T E R

©BEBERBIEN

beberbien@email.com

Ir al contenido