Ya no es solamente la bebida de los abuelos

Los hippies enterraron el whisky, pero hoy regresó a la vida.

María Isabel Rodgers

BEBERBIEN. El whisky es parte de la cultura americana. Fue traído al Nuevo Mundo por los colonos irlandeses a principios del siglo XVII, y rápidamente se convirtió en una bebida básica. De hecho, George Washington era el propietario de la destilería más grande de la época. La aplicación de impuestos sobre el whisky provocó incluso una rebelión de los destiladores de Pensilvania en 1794.

¿Cómo afectó la prohibición a la industria del whisky? La prohibición tuvo un gran impacto en la industria del whisky, forzando a algunos destiladores a la clandestinidad y provocando la desaparición total de otros. Sin embargo, el whisky también se usaba como medicina durante esta época, de manera muy parecida a la marihuana medicinal actual.

En 1933, cuando terminó la Prohibición, muchos estadounidenses se acostumbraron al sabor del whisky canadiense porque los destiladores canadienses no tuvieron que cerrar sus negocios durante ese largo período.

¿Cuándo dejó de estar de moda el whisky? La Segunda Guerra Mundial detuvo una gran cantidad de producción de whisky porque las destilerías tuvieron que utilizar sus equipos y recursos para fabricar explosivos y anticongelantes para el conflicto bélico. Después de la guerra, el maíz, el centeno y otros granos fueron usados como alimento. En la década de 1950 aumentó la popularidad del whisky blended de baja graduación, utilizado comúnmente en cocteles.

La industria dio un nuevo giro en la década de 1970, cuando los jóvenes (léase: hippies) no querían una bebida que asociaban con sus padres y abuelos. Crecieron las ventas de otros licores, como el vodka, y el whisky sufrió un declive. En 1973 las ventas de vodka superaron a las de whisky por primera vez en la historia americana.

En las décadas de 1980 y 1990, la escena festiva de los clubes nocturnos estaba en auge, y los consumidores no compraban demasiadas botellas de licor para disfrutar en casa, preferían beber fuera. Aún así, el vodka seguía por delante del whisky.

Esta disminución de las ventas llevó a un aumento de las existencias de muchas destilerías, incluida la destilería de Michters, donde el maestro Dick Stoll trabajaba en ese momento. “Teníamos una sobreabundancia de whisky”, dice Stoll. “Hay que tener en cuenta que los whiskys con más alcohol no podían hacer publicidad en la televisión”, comenta.

El whisky, otra vez popular. Hoy, el consumo de whisky está aumentando. Entonces, ¿cómo renació el whisky? ¿Es un milagro? Erik Wolfe, de la destilería Stoll & Wolfe en Lititz, Pensilvania, atribuye esto en parte a la explosión de cerveza y vino artesanales, que también tocó al whisky. En consecuencia, ahora hay salas de degustación de whisky. Estos lugares permiten a los clientes degustar la oferta de sus destilerías, lo que incita a comprar una o dos botellas para llevar a casa.

El futuro. Resulta que los consumidores que hoy traen el whisky de vuelta, no caen en las mismas categorías demográficas que la gente que lo popularizó antes. Por ejemplo, más y más mujeres recurren al whisky, y al whisky artesanal en particular. A medida que más y más mujeres se conviertan en bebedoras de whisky, la industria crecerá para satisfacer esa demanda demográfica.

Ya no es la bebida de tu abuelo. El whisky ya no es necesariamente una bebida para las personas mayores. Muchos adultos jóvenes (esto significa mayores de 21 años, por supuesto) están volviendo al espíritu que, en los años 60, era visto como la bebida de los viejos.

Laura Johnson, que escribe sobre cocteles artesanales y licores en su blog “Distillerista”, opina: “Creo que es seguro decir que hace 10-15 años, el whisky todavía era considerado como la bebida de un “anciano”, y ahora es la opción preferida de los hipsters y milenials de todo el mundo”.

Entonces, ¿adónde va el whisky? Hablamos con Lew Bryson, un escritor de whisky y cerveza y autor de “Tasting Whiskey”: “El whisky estadounidense va tan bien que no veo un retroceso. Mientras los productores se esfuercen por hacer el mejor whisky que puedan, nos espera un largo período de buen beber”.

¿Cuál es la diferencia entre el whisky puro y el blended?

El whisky americano puro se hace con una mezcla fresca de granos y se añeja en barricas de roble nuevas y carbonizadas. Los destiladores pueden mezclar whisky de diferentes barriles (siempre y cuando provengan del mismo estado que el producto original). La única otra forma en que los destiladores pueden alterar el whisky puro es filtrándolo o diluyéndolo con agua.

El americano blended es una mezcla de al menos un 20% de whisky puro y otros licores, colorantes o saborizantes de mayor graduación. El whisky blended  es generalmente menos costoso que el whisky puro, pero también hay opciones de mezclas de primera calidad y muy solicitadas.

 

__________________

 

La «buena criatura de Dios», según los gringos

Más noticias:

T W I T T E R

©BEBERBIEN

beberbien@email.com

Ir al contenido