¿Recuerdas estos nombres? ¡Grandes fracasos!

Son compañías multimillonarias e igual «meten la pata»…

BEBERBIEN. Sin duda has probado la Coca-Cola o la Pepsi en algún momento de tu vida, pero ¿qué pasa con Slice, Jolt y OK Soda? PepsiCo, The Coca-Cola Company y otros fabricantes de refrescos han manipulado las fórmulas más vendidas hasta producir desastres universales.

Algunas marcas de refrescos simplemente no tuvieron resonancia entre los consumidores, y se retiraron de los estantes de los supermercados para no volver.

Algunos tienen fans que persisten para traerlos de vuelta. Y cuando esos fans consiguen la atención de los ejecutivos de las bebidas gaseosas, bebidas como Crystal Pepsi y New Coke regresan, aunque sea por un tiempo limitado. La mayoría, sin embargo, no lo hacen.

Para entrar en los refrescos transparentes de la década de 1990, Pepsi presentó su versión en 1992, Crystal Pepsi. No contenía cafeína y la idea era que los consumidores equipararan lo claro con «pensamientos de pureza y salud».

Funcionó bien al principio, e incluso provocó una respuesta de Coca-Cola: Tab Clear. Poco después, los consumidores se alejaron de ella. Pepsi se vio obligada a suspenderla en 1993, luego de haber gastado millones de dólares en producción y publicidad.

Alternativa para peor

Es la única bebida en esta lista de refrescos que contenía trozos flotantes de alimentos sólidos. Orbitz fue creada por la compañía canadiense Clearly Canadian Beverage Corporation, quien en 1997 la llamó «una bebida alternativa mejorada». No hubo consumidores y fue descontinuada en 10 meses.

Marcha atrás

La infame New Coke sigue siendo un cuento de advertencia sobre por qué no se deben manipular las marcas fuertes.

La versión reformulada de la receta clásica de Coca-Cola, fue lanzada en 1985 para ayudar en la guerra contra Pepsi. El cambio provocó indignación entre los fanáticos de Coca-Cola, y menos de tres meses después, Coca se retractó de su decisión.

Quizás debido a la publicidad por su fracaso colosal –y al factor de la nostalgia– los consumidores querían probar una Nueva Coca-Cola en el siglo XXI. Así que, para enlazar con la serie de Netflix «Stranger Things», New Coke fue re-lanzada en junio de 2019 por un tiempo limitado.

No fue suficiente

Josta se convirtió en una de los primeros refrescos energéticos en entrar en la guerra de Coca-Cola/Pepsi cuando esta última lo introdujo en 1995. Contenía guaraná y cafeína para proporcionar un impulso de energía. Pero, la energía no fue suficiente entre los consumidores: cerró en 1999.

Sabores olvidados

Sprite Remix de Coca-Cola apareció en 2003, y rápidamente desarrolló una base de fans apasionados. Coke expandiría sus sabores Sprite Remix dos veces en los siguientes dos años, añadiendo Berryclear y Aruba Jam a su portafolio. En 2005, Coca-Cola decidió que no estaba vendiendo bien y mató la marca en el mercado estadounidense. En abril de 2016, Sprite Remix Tropical renació por tiempo limitado gracias a la demanda popular.

Colorante prohibido

Pepsi Blue apareció en 2002 para competir con Coca-Cola Vanilla Coke. Era conocido por su sabor a bayas, azucarado y muy azul. Atrajo la atención de medio mundo por ser coloreada con Blue 1, un controvertido agente colorante de alimentos prohibido en algunos países. Después de haber sido descontinuada en 2004, sigue siendo buscada por algunos, pero es difícil de encontrar.

Perdió el brillo

PepsiCo lanzó los refrescos de Slice de limón en 1984, y lo hizo lo suficientemente bien como para lograr que la compañía produjera más de 12 sabores. Pero, Slice comenzó a perder su brillo hasta que fue reemplazada a principios de la década de 2000 por la similar Sierra Mist. Ahora el buque insignia y la mayoría de los otros sabores han desaparecido, aunque todavía hay variaciones, como Diet Slice Orange en las tiendas Walmart.

Jarabe por azúcar

Coca-Cola BlāK, una cola con sabor a café, fue introducida por primera vez en Francia antes de llegar al mercado estadounidense en 2006.

La versión francesa usaba azúcar, mientras que la gringa la sustituyó por jarabe de maíz con alto contenido de fructosa y potasio. Los consumidores no la aceptaron, y Coca-Cola la sepultó en 2008.

Guerra energética

La marca Vault de Coca-Cola se promocionó como una bebida energética híbrida cuando debutó en 2005 para competir con Mountain Dew de Pepsi. Pepsi fue aún más allá: desarrolló otra bebida llamada Vault Red Blitz en 2007. La Vault de Coca sobrevivió durante seis años y un día desapareció del mapa.

Clara y con cafeína

Tab Clear fue la respuesta de Coca-Cola a Crystal Pepsi durante la moda de los «refrescos transparentes» de finales de los 80 y principios de los 90. A diferencia de la oferta de Pepsi, Tab Clear sí contenía cafeína.

Al llegar a las tiendas en 1992, ya estaba condenada desde el principio. Una vez que los consumidores se cansaron, la moda se hizo humo. Coca-Cola cerró Tab Clear en 1994.

OK… pero nada OK

OK Soda apareció en 1993 y murió en 1995. De hecho, la bebida falló tan rápido que nunca llegó a distribuirse más allá de EEUU. Estaba respaldada por una campaña de marketing poco convencional, que ignoraba el sabor de la bebida y promocionaba el «feeling».

Varias comunidades de Internet mantienen a OK Soda en marcha, porque la gente aún colecciona gran parte de la publicidad de la marca y otros artículos asociados con ella.

Pobre lagarto

El lanzamiento de Mr. Green en 2002 fue la única incursión de SoBe, subsidiaria de Pepsi, en el negocio de los refrescos. La bebida parecida a Dr. Pepper era de color verde, infundida con ginseng y llevaba la mascota de un lagarto en la botella. No funcionó con los consumidores, y SoBe suspendió la producción en 2003.

La del dinosaurio

Jolt Cola, creada en 1985 por Wet Planet Beverage, ganó una gran popularidad al comercializarse como una alternativa de «máxima cafeína», y su aparición en la película de dinosaurios «Jurassic Park» se sumó a su mística.

En 2011, la compañía se declaró en bancarrota después de una disputa sobre sus botellas. Tras la reestructuración, la empresa relanzó la soda en septiembre de 2017.

Cambio de nombre

En 1996, Coca-Cola puso en marcha Citra, un refresco de pomelo sin cafeína. Similar a Fresca y Squirt, se las arregló para conseguir un seguimiento decente. Pero pronto se hizo evidente, debido al retraso en las ventas, que la marca no funcionaría. Al final, Coca-Cola cambió su nombre por el de su estable Fanta, transformando la bebida en Fanta Citrus.

Picante y rojizo

La fórmula de 7-Up Gold, desarrollada por Dr. Pepper y embotellada por Pepsico, fue un completo desastre a finales de los años 80, no duró más de un año.

Gran parte de la culpa fue el sabor, que se describía como «canela picante» con un «tono rojizo de caramelo». Entonces, el director ejecutivo de 7-Up, dijo: «Seré honesto. ¡con esta bebida, estamos jodidos!».

120 años y…

En 2002, Dr. Pepper Red Fusion se convirtió en el primer sabor nuevo que Dr. Pepper añadió en sus 120 años de historia. La bebida era de sabor a cereza, pero también destacaba por un montón de otros sabores frutales… y fracasó espectacularmente. A pesar de su poder de comercialización, Dr. Pepper dejó de producir Red Fusion en 2004.

____

¡CLIC!…

¿Conoces las diferencias entre Coca-Cola y Pepsi?

____

F A C E B O O K

T W I T T E R

© BEBERBIEN

beberbien@email.com