Israelíes y palestinos, unidos por la cerveza

Por un trago de alcohol, hasta las guerras pueden detenerse.

María Bonafille

BEBERBIEN. Desde hace cientos de años se llevan como perros y gatos, pero si de cervezas se trata, son “aliados”. Por un lado, la empresa Taybeh Brewing Company, que Nadim Khoury y su familia palestina fundaron en 1994 en la Cisjordania ocupada, está en pleno auge. Por otro, las cervezas israelíes no tienen nada que envidiar a las belgas o alemanas.

El nombre Taybeh no solo hace referencia a la ciudad del mismo nombre, en el distrito de Ramallah, de 1.500 habitantes, donde está la cervecería, sino que también incluye un juego de palabras en árabe que significa “sabroso”. Produce seis tipos de cerveza para el mercado nacional e internacional: dorada, clara, oscura, ámbar, blanca y sin alcohol.

Las seis variedades se elaboran de acuerdo con la estricta ley alemana de pureza. El 60 por ciento de la cerveza se vende en Cisjordania, el 30 por ciento se destina a Israel y el 10 por ciento restante se exporta a España, Gran Bretaña, Chile, Japón, Alemania y Estados Unidos. Israel siempre ha sido un mercado importante para la cerveza de Taybeh. Desde el principio, la certificación Kosher oficial ha allanado el camino hacia el mercado judío.

La cerveza de Taybeh es una contribución a la coexistencia entre pueblos ancestralmente enfrentados por motivos políticos y religiosos. Su cerveza reúne a israelíes y palestinos, cristianos, judíos y musulmanes por igual. La variedad sin alcohol es Halal, enfocada en los musulmanes, que son más del 90 por ciento de los vecinos de la cervecería.

Un buen momento para probar el “sabor de Palestina” de Taybeh es durante la celebración anual de la Oktoberfest, una microversión palestina de la bacanal de Baviera. Los visitantes acuden en masa al festival desde Cisjordania e Israel, y también desde Europa y Estados Unidos.

Mientras tanto, Israel, muy conocido por sus bodegas, puede parecer un lugar poco probable para un boom de la cerveza artesanal. Pero en la última década, ha recibido a una plétora de microcervecerías.

Desde la década de 1950, Tempo Beer ha producido Goldstar y Maccabee, dos de las cervezas más reconocidas en todo Israel. Sin embargo, no fue hasta principios de la década de 2000 que una tribu naciente de cerveceros caseros comenzó a elaborar cervezas en el país, experimentando con hierbas, especias y frutas autóctonas.

Desde que la primera microcervecería de Israel, The Dancing Camel, abrió sus puertas en Tel Aviv en 2005, el país ha introducido festivales anuales de cerveza artesanal, concursos de elaboración casera y talleres. Y la comunidad mundial se ha dado cuenta: en 2017, la Cervecería Alexander ganó las reconocidas y codiciadas Estrellas Europeas de la Cerveza por sus Alexander Black, Alexander Blonde y The Beer of Milk & Honey.  

Desde IPAs lupulosas hasta homebrews kosher de lotes pequeños, Israel tiene mucho que descubrir y saborear… La Dancing Camel Brewery de Tel Aviv produce cerveza de origen local y se centra en honrar la historia judía. Una de sus marcas emblemáticas, la Olde Pappa, está inspirada en Rav Papa, un talmudista judío que elaboraba cerveza en Babilonia hace 1.600 años. Las botellas de cerveza Dancing Camel también pueden disfrutarse en el BeerBazaar, en el mercado de Mahane Yehuda en Jerusalén.

Goldstar. Quizás la cerveza israelí más conocida, Goldstar posee la mayor parte del mercado del país, tanto en tiendas como en bares, en el grifo o por botella. La variedad más popular de Goldstar es la cerveza lager, que tiene un 4.9% de alcohol, mientras que también ofrecen cervezas más fuertes y oscuras con mayor contenido de alcohol.

Maccabee. Otra de las opciones de cerveza más populares en Israel, la Maccabee es considerada una cerveza lager de alta calidad y originalmente elaborada para ser exportada al mercado europeo. De color dorado pálido, la cerveza es lupulada y dulce.

Malka. El nombre Malka, en hebreo, significa “reina”, es una de las cervecerías boutique más populares de Israel. El concepto comenzó en 2006, con la producción en pequeños lotes antes de expandir sus productos desde su cervecería en el Kibbutz Yehiam. Malka produce diferentes variedades de cerveza, incluyendo IPA, light, trigo, dark y red, todas vendidas en botella. Refrescante y auténticamente israelí.

Jem’s. “Jem” (Jeremy Welfeld), quien renunció a un trabajo en la Casa Blanca en EEUU para producir cerveza en Israel, creó “Jem’s”, una refrescante elección de cerveza que tiene mucho amor y cuidado en su elaboración. Siete variedades diferentes, incluyendo ámbar, cerveza fuerte, IPA, rubia y oscura.

Nesher. Aunque esta bebida de malta no está técnicamente clasificada como cerveza israelí, hay que mencionarla. Es elaborada desde 1935, y aunque una vez fue fabricada por “Palestine Brewery Ltd”, ahora es preparada por Tempo Beer, los mismos fabricantes de Goldstar y Maccabee. Su sabor es único, dulce y refrescante.

____________

Los buenos tiempos con buena gente

Más noticias:

T W I T T E R

©BEBERBIEN

beberbien@email.com

Ir al contenido