Con los ojos puestos en el efervescente “Latinx”

La cerveza apoya a latinos en EEUU, porque son un buen negocio.

Cat Wolinkski

BEBERBIEN. Las cervecerías más grandes (las “Big Beer”) están sintonizando con una de las comunidades de más rápido crecimiento de EEUU: los consumidores latinos (Latinx). En julio, Anheuser-Busch InBev (AB InBev) lanzó tres nuevas cervezas: Golden Road’s K-38 Clara (“clear”) y K-38 Obscura (“dark”) en San Diego, y Una Fría, en la “Gran Manzana”. Las tres son cervezas de “mercado de prueba” que apuntan a llegar a los consumidores latinoamericanos.

“Casi el 20 por ciento de EEUU está compuesto por gente Latinx. Esta es una gran oportunidad”, según Mika Michaelis, presidenta de la división de artesanos cerveceros de AB InBev. De acuerdo a datos del Censo de EEUU, la población de Latinx en este país casi se duplicará a 111 millones para el año 2060. El 60% del grupo latino bebe cerveza importada, en comparación con el 40% de los consumidores no hispanos, según datos de la empresa encuestadora Nielsen.

A través de de campañas publicitarias, colaboraciones y adquisiciones de cervecerías artesanales, las “Big Beer” hacen un esfuerzo concertado para llegar a los Latinx. Por ejemplo: Una Fría, elaborada por Blue Point Brewing de Nueva York y Presidente de República Dominicana, subsidiarias de Anheuser-Busch InBev.

Para el Mundial de Fútbol de 2018, MillerCoors lanzó una campaña publicitaria en español e inglés para Sol Cerveza, la primera cerveza mexicana en unirse a su portafolio. También en 2018, Constellation Brands lanzó otra campaña, de Modelo, con atletas latinos famosos.

La mexicana representa más de dos tercios de las importaciones de cerveza en EEUU, liderada por Corona y seguida por Modelo, Dos Equis y Tecate. Gerry Loredo, de la agencia Lopez Negrete, de Houston, atribuye el éxito a la “proximidad de las cervezas mexicanas desde una perspectiva cultural”. Y también de buena vecindad. La Golden Road K-38 es en honor a un lugar de surf de Mexicali, donde estadounidenses y mexicanos surfean juntos.

Michaelis describe a la cerveza Una Fría como “estilo dominicano con un toque artesanal”. Añade “más lúpulo”, así como plátanos para el amargor, y las etiquetas de botellas y latas fueron diseñadas por la artista dominicana Tiffany De Jesus. Por otra parte, la cerveza mexicana Saint Archer, propiedad de MillerCoors, está hecha con maltas de Pilsner y Viena, y maíz en hojuelas para obtener un sabor crujiente.

A medida que las “Big Beer” apuntan hacia los Latinx, muchas cervecerías tienen sus versiones “estilo mexicano”. Entre ellas: Hella Chella, de AB InBev. Sierra Nevada, Boulevard Brewing, 21st Amendment y otras han lanzado cervezas artesanales del mismo estilo, definidas como cervezas ligeras que utilizan maltas de Viena o Pilsner, maíz en copos, variedades de lúpulo herbáceas y florales, y muchas referencias a la playa.

“Estamos viendo una revolución demográfica que está cambiando la historia de EEUU”, dijo Stacie de Armas, vicepresidenta de iniciativas estratégicas de Nielsen. Esto significa que para las compañías cerveceras grandes y pequeñas, es imperativo encontrar nuevas formas de involucrarse con la comunidad Latinx.

Más noticias:

T W I T T E R

©BEBERBIEN

beberbien@email.com

Ir al contenido