La moda del Ron

Trago de piratas…

Juan Baldi

BEBERBIEN. Eran los tiempos de Barbanegra, el Capitán Kidd, Henry Morgan y tantos otros piratas que vivían una y mil aventuras por el mar Caribe. En la memoria de ellos, todos, cuando niños, habremos cantado alguna vez «Ron, ron, ron… ¡la botella de ron!», el estribillo alcohólico-musical más famoso de la historia. Pues bien, ahora no hay piratas conocidos pero el ron está de moda.

«Personalmente he visto a muchos tipos de bourbon que están liquidando sus colecciones y comprando ron», dice Jan Warren, un veterano camarero neoyorquino y especialista en productos de «La Maison and Velier», un distribuidor global de productos alcohólicos. «No es un gran secreto que todo el dinero se ha trasladado a las marcas superpremium y de gama alta de los licores, como el ron», comenta el periodista Wayne Curtis, especializado en bebidas.

El «Distilled Spirits Council» de EEUU define el ron superpremium como una botella con un precio de US$35 o más. En 2018, el ron superpremium creció casi un 30% y ahora el mercado está valorado en 179 millones de dólares, una pequeña pero no insignificante porción de los 27.000 millones de dólares del mercado estadounidense de bebidas espirituosas.

RAYO EN BOTELLA

Entre los que intentan capturar un rayo en una botella están: Goslings, con sede en las Bermudas, que en enero de 2019 lanzó un embotellado de 15 años de duración; la destiladora trinitaria Angostura, que en septiembre de 2018 lanzó una edición limitada de ron Oloroso-sherry en barril; y Appleton Estate de Jamaica, que lanzó 4.000 botellas de ron de 30 años de edad a 495 dólares cada una.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es BACARDI-10.jpg

Bacardí añadió una colección de rones añejos de primera calidad a su gama en abril de 2018. En 2013, lanzó su línea «Facundo», que lleva el nombre del fundador de la marca, Don Facundo Bacardí Masso. La serie exclusiva incluye tres rones oscuros añejos, que van de US$60 a US$250 la botella. Con notas de vainilla, caramelo y especias en barril, los rones oscuros están bien posicionados para atraer a los bebedores de bourbon.

Las bebidas de ron quedaron marginadas con el renacimiento de los cócteles clásicos de principios del siglo XXI. Ahora, sin embargo, los daiquiris y las bebidas tiki centradas en el ron están resurgiendo. Si se trata de un cóctel «super-premium», muchos optan por el «Bacardí 10» on the rocks, esencialmente un ron Old Fashioned.

GRAN TUMULTO

El ron es un licor alcohólico destilado, obtenido del jugo o de la melaza de la caña de azúcar. Usualmente es un sub-producto de la fabricación del azúcar. Incluye a los tipos claros ligeros, típicos de la República Dominicana, Cuba y Puerto Rico, y los rones más pesados y de más sabor como los de Jamaica.

Fue un producto muy importante de las Antillas (Indias Occidentales) luego de la introducción de la caña de azúcar en 1493 por Cristóbal Colón. Pronto se descubrió que había otros usos para la caña de azúcar.

Podía fermentarse el espeso líquido marrón («melaza») que queda luego de la extracción del azúcar y destilarse para producir una estimulante bebida alcohólica.

Esta bebida se menciona por primera vez en documentos provenientes de Barbados en 1650. Se le llamaba «kill-devil» (‘mata-diablo‘) o «rumbullion» (una palabra de Devonshire, Inglaterra, que significa ‘un gran tumulto‘). En las colonias antillanas francesas, se le llamó guildive (modificación de «kill-devil») y posteriormente tafia, un término africano o indígena.

Ya en 1667 se le llamaba simplemente «rum«, de donde proviene la palabra española ron y la francesa rhum. La primera mención oficial de la palabra «rum» aparecen en una órden emitida por el Gobernador General de Jamaica con fecha 8 de julio de 1661.

_____

Enlaces compartidos:

«Distilled Spirits Council»

Goslings

Angostura

Appleton Estate

Facundo Bacardí Masso

_____

REDES

Ir al contenido