Estos alimentos son nuestra mejor defensa

No hay remedios milagrosos, la dieta estricta es fundamental.

Dr. José Silveira

BEBERBIEN. Después de los ataques al corazón, el cáncer es la segunda enfermedad más mortal en EEUU. Entonces es lógico dar un buen vistazo a lo que comemos y comencemos a introducir alimentos ricos en nutrientes que reducen o eliminan el riesgo de cáncer.  

Como médico, siempre digo a mis pacientes: «Una dieta rica en fibra, vegetales y frutas, incluyendo jugos de frutas, hace una gran diferencia en la batalla contra el cáncer«. Los fitoquímicos, que se encuentran en los frijoles y las verduras como brócoli, coliflor y repollo, son muy buenas opciones.

También lo son las verduras de hoja verde oscuro como espinacas, lechuga romana y col rizada, llenas de fibra, luteína y carotenoides, sustancias que combaten el cáncer. Enfócate en elegir alimentos con abundantes cantidades de vitaminas C, E y A, todos ellos antioxidantes. Ayudan a protegerte del cáncer previniendo el crecimiento de radicales libres en el cuerpo. 

EL BENDITO TOMATE

Los tomates son un súper alimento impresionante para combatir el cáncer. No solamente contienen licopeno, el fitoquímico antioxidante que también ayuda a prevenir las enfermedades cardíacas, sino que son una buena fuente de vitaminas A, C y E, que combaten los radicales libres que causan cáncer. Añádelos siempre a tu ensalada o úsalos como ingredientes en tu pizza casera.

_____

La sandía está llena de antioxidantes e incluye 80 % del requerimiento diario de vitamina C. Y es una gran fuente de vitamina A, o beta-caroteno.

______

REPOLLO Y FRIJOLES

El repollo es un vegetal crucífero que reduce el riesgo de cáncer de colon y recto, es rico en fibra y tiene casi el 50 % de los requerimientos diarios de vitamina C. Por otra parte, las zanahorias son una fuente maravillosa de fibra, beta-caroteno y vitamina A.

¿Sabías que un cuarto de taza de frijoles tiene la misma cantidad de fibra y proteína que dos onzas de carne roja? Además, la pasta integral es una buena fuente de fibra y el brócoli contiene bastante vitamina A y C.

Las fresas y los arándanos son ricos en vitamina C y fibra. Es comida rápida y sencilla que puede agregarse fácilmente a una avena de cereal integral o yogur bajo en grasa.

EL CORAZÓN…

Aunque todos nos damos cuenta de que comer alimentos saludables y densos en nutrientes ayuda a reducir el riesgo de un infarto cardíaco, es posible que no sepamos qué alimentos son mejores para combatir esta otra enfermedad mortal.

La clave es aumentar la fibra y elegir grasas insaturadas. Comer grasas insaturadas, como los ácidos grasos omega-3 y el aceite de oliva, reduce los triglicéridos. Y una dieta rica en fibra soluble, en legumbres y algunas frutas y verduras, disminuye los niveles de colesterol LDL. 

Las sardinas son una fuente impresionante de ácidos grasos omega-3, junto con el calcio y la niacina. Prepara sardinas frescas a la parrilla, o sardinas enlatadas que funcionan muy bien en ensaladas o sándwiches. La caballa es otra excelente fuente de omega-3. Está llena de selenio, un mineral antioxidante que protege el cuerpo de enfermedades cardíacas y cáncer.  

LA OTRA CARA

Varias investigaciones han indicado repetidamente que el alto consumo de ciertos alimentos aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer.

AZÚCAR Y CARBOHIDRATOS
Los alimentos procesados que son altos en azúcar y bajos en fibra y nutrientes se relacionan con un mayor riesgo de cáncer. En particular, los investigadores aseguran que una dieta que hace que los niveles de glucosa en la sangre se disparen, está asociada con un mayor riesgo de varios tipos de cáncer, incluyendo los de estómago.

Un estudio en más de 47.000 adultos encontró que aquellos que consumieron una dieta alta en carbohidratos refinados tenían casi el doble de probabilidades de morir de cáncer de colon que los que consumieron una dieta baja en carbohidratos refinados.

CARNE PROCESADA
La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) considera que la carne procesada es un carcinógeno. La carne procesada se refiere a la carne que es tratada para preservar el sabor mediante salazón, curado o ahumado. Incluye perros calientes, jamón, tocino, chorizo y salami.

Más de 800 estudios han encontrado que consumir solo 50 gramos de carne procesada cada día –alrededor de cuatro rebanadas de tocino o un perro caliente–, aumenta el riesgo de cáncer en un 20 %. Otras investigaciones relacionan el consumo de carne roja con el cáncer.

COMIDA SOBRECOCINADA
Cocinar ciertos alimentos a altas temperaturas, como freír y asar a la parrilla, produce compuestos nocivos como aminas heterocíclicas (HA) y glicación avanzada (AGEs). La acumulación excesiva de estos compuestos dañinos contribuyen a la inflamación y desarrollo de cáncer y otras enfermedades.

Alimentos como los de origen animal con alto contenido de grasas y proteínas, así como los altamente procesados, tienen más probabilidades de producir estos compuestos nocivos a altas temperaturas. Entre ellos se incluyen la carne, especialmente la roja, algunos quesos y huevos fritos.

_________

Un viejo y querido regalo para la salud

________

F A C E B O O K

T W I T T E R

© BEBERBIEN

beberbien@email.com