Viejos viejos pero más sabrosos que antes

Vivitos y coleando, con 50, 70 y hasta más de 100 años…

BEBERBIEN. Pocas cosas mejoran con la edad, entre ellas el queso, el vino y una dama coqueta. Además, cuando pensamos en alcohol, evocamos imágenes de un líquido dorado: el whisky... al que también le asienta la vejez.

Existen muchas variedades de whisky, desde el de malta simple hasta el de mezcla, elaborado en destilerías desde Escocia hasta Japón. Cuanto más añejo es un whisky, mayor es la profundidad y el sabor que emana del alcohol. Aquí, algunas de las botellas de whisky más antiguas del mundo…

The Last Drop 50 Años Doble Madurado. Año: 1965. Edad: 54 años (50 en la etiqueta de la botella). Tipo de whisky: Blended Scotch. Embotellado en Escocia. Precio: 4.999 dólares.

The Last Drop es una destilería fundada por tres veteranos de la industria de los espirituosos, James Espey, Tom Jago y Peter Fleck, quienes han creado algunas de las marcas más conocidas: Johnnie Walker Blue Label, Malibu y Baileys Irish Cream. La misión de The Last Drop es encontrar y embotellar los más raros y exclusivos licores del mundo.

Su última oferta es una mezcla de «doble maduración», es decir, un whisky pasado por dos períodos de envejecimiento. La mezcla inicial fue hecha con más de 50 whiskies diferentes, que pasó 30 años en un barril de bourbon y después otros 20 años en un barril de jerez.

Douglas Laing’s XOP Xtra Old Particular. Año: 1965. Edad: 54 años (53 en la etiqueta). Tipo de whisky: Single Malt. Embotellado en Escocia. Precio: 1.600 dólares.

Este whisky ha sido madurado en un solo barril durante 53 años, antes de ser embotellado como parte de la serie «Xtra Old Particular». Aromas de chocolate con leche y vainilla cremosa llenan la nariz, y el paladar ofrece notas de pan de jengibre mantecoso, roble picante, compota de bayas y pasteles.

Karuizawa. Año: 1964. Edad: 55 años. Tipo de whisky: Single Malt. Embotellado en Miyota, Japón. Precio: 57.000 dólares.

Aunque el whisky es a menudo sinónimo de Escocia, el whisky japonés surgió en 1870 y se ha labrado una excelente reputación internacional. Fue destilado por la destilería Karuizawa de Miyota, Japón, que cerró sus puertas en 2011, lo que hace que esta racha de whisky sea especialmente rara y muy cara para los simples bebedores.

Para los amantes del whisky, 1956 es el año en que Karuizawa fue puesto en el mapa. Daikoku Budoshu, un gran productor de vino y licores, ya tenía una bodega y amplió la operación con la construcción de una destilería. El plan para la destilería era simple: producir malta simple para las mezclas de la compañía. La producción comenzó a principios de 1957.

The Sovereign. Año: 1964. Edad: 55 años. Tipo de whisky: Single Malt. Embotellado en Escocia. Precio: 1.100 dólares.

Lanzado por un embotellador independiente llamado Hunter Laing, solo se produjeron 267 botellas de The Sovereign. Este whisky escocés de grano simple y de más de 50 años fue embotellado por la Destilería Cambus, que comenzó a destilar whisky en 1836. Los edificios originales fueron destruidos en un incendio en 1914 y la destilería fue cerrada en 1993.

Dalmore 64 Trinitas. Año: 1946. Edad: 73 años (64 en la etiqueta). Tipo de whisky: Single Malt. Embotellado en Escocia.

Esta rara y muy limitada serie de whisky de lujo es una mezcla de bebidas espirituosas que datan de 1868, 1878, 1926 y 1939. Luego se embotelló en 1946 y maduró durante 64 años antes de venderse por primera vez en 2010. Solo se fabricaron tres botellas (de ahí el nombre «Trinitas»): una fue comprada por un coleccionista privado estadounidense y otra por The Whisky Exchange para su colección privada. La última salió a la venta por 120.000 dólares.

Mortlach 75 Speyside. Año: 1938. Edad: 81 años. Tipo de whisky: Single Malt. Embotellado en Escocia. Precio: 30.000 dólares.

Considerado como uno de los whiskys de malta más antiguos, el Mortlach de 75 años se presenta en un decantador con forma de lágrima, numerado y hecho a mano. 

Según la destilería, «posee notas de albaricoques secos y granadas, con toques de cremosa vainilla y especies». Mortlach 75 años tiene además un final largo y ahumado. 

Hannisville Rye. Año: 1863. Edad: 154 años. Tipo de whisky: Centeno. Embotellado en EEUU.

El centeno de Hannisville fue destilado por Hannis Distilling Co, una floreciente destilería que abrió sus puertas en Filadelfia hasta la prohibición del alcohol durante la Ley Seca en EEUU.

Según una carta del propietario original, el centeno se mantuvo en barricas de roble durante 50 años. La primera botella fue comprada por un embajador de EEUU en Gran Bretaña, y pasó por las manos de su familia durante generaciones hasta que fue subastada.

Old Vatted Glenlivet. Año: 1862. Edad: 157 años. Tipo de whisky: Single Malt. Embotellado en Escocia.

En 2013, una botella de 1862 Old Vatted Glenlivet fue subastada en Nueva York por 9.000 dólares, una ganga en comparación con otras botellas de whisky menos antiguas.

Hace dos años, unas gotas de Glenlivet fueron depositadas en un reloj de Whisky Watch. Estos relojes que cuestan 45.000 dólares forman parte de la línea Spirits Watches, que incluye el Cognac Watch (con una gota del coñac más antiguo del mundo – Gautier 1762) y el Rum Watch (con una gota del ron más antiguo del mundo – Harewood 1780).

Glenavon Especial. Año: 1851-1858. Edad: 168 años. Tipo de whisky: Licor. Embotellado en Escocia.

Según el Libro Guinness de los Récords Mundiales, se cree que el whisky más antiguo del mundo es una botella de Glenavon Special Liqueur Whisky. La edad exacta de su destilación es incierta.

En 2006, una botella de Glenavon, propiedad de una familia irlandesa durante generaciones, se subastó en Londres por 17.000 dólares. La botella, de color verde pálido, contiene 400 ml de whisky.

____

¡CLIC!…

Cuáles son los campeones en beber alcohol

____

F A C E B O O K

T W I T T E R

© BEBERBIEN

beberbien@email.com