¿De este vino, bebió Jesús hace 2.000 años?

Es como hallar un alfiler en un pajar, pero la búsqueda continúa.

Jacob Rubin

BEBERBIEN. La Biblia está llena de referencias al vino: Noé se emborracha después del diluvio y Jesús convierte el agua en vino. El líquido rojizo es alabado en el Eclesiastés y vilipendiado en Proverbios. Sin embargo, en ninguna parte de las Escrituras se identifica el tipo de bebida… hasta ahora.

Varias bodegas en Israel y Cisjordania tratan de recrear el vino de la Biblia, combinando antiguas variedades de uva con la ciencia moderna para identificar y producir el vino consumido hace cientos de años en Tierra Santa. «La gente está muy entusiasmada con la idea de beber un vino que el rey David tenía en su mesa, o para el mismo asunto, Jesús o cualquier otra figura bíblica», dice Eliyashiv Drori, fundador de una bodega boutique en un asentamiento de Cisjordania.

Investigador de vinos del Centro Regional de Investigación y Desarrollo Samaria de la Universidad Ariel, Drori examina las semillas de uva conservadas de excavaciones arqueológicas para identificar las uvas usadas hace más de 2.000 años. Asegura que había diferentes variedades en tiempos bíblicos: tinto y blanco, seco y dulce. Su minucioso estudio ha identificado 120 variedades de uvas únicas en la región, de las cuales unas 20 siempre fueron usadas para la elaboración de vinos.

¿LAS BODEGAS DE JESÚS?

La producción de vino estuvo estrictamente limitada en Tierra Santa durante cientos de años bajo el Imperio Otomano. Cuando el barón Edmond James de Rothschild reinició la industria del vino en Israel en la década de 1880, lo hizo con uvas importadas de Francia. Hoy, las 300 bodegas israelíes producen 36 millones de botellas de vino.

La bodega Recanati, en el norte de Israel, ha comenzado a elaborar vino a partir de uvas maraui. Produce un millón de botellas al año y sus propietarios están casi seguros que esta variedad fue la que bebió Jesús.

________________________

«La uva maraui se cultiva en Israel desde hace cientos de años, por eso no es imposible suponer que fue el vino de Jesús y sus seguidores», dice el enólogo de Recanati, Gil Shatsberg.

_______________________

Recanati no es el único que reclama ese derecho divino. En el valle entre Belén y Jerusalén, las ciudades que marcan el inicio de la vida de Jesús y su final, Bodega Cremisan fue la primera en 2008 en elaborar vino con uvas autóctonas de la región: dabouki, hamdani, jandali y baladi. No son vinos muy conocidos, pero los propietarios de Cremisan comentan que hace cientos de años sí eran identificados por la población, y no dudan que una de esas variedades fue el vino de Jesús.

NOÉ, EL PRIMER VITICULTOR

Hay varias referencias al vino y a la vinificación en la biblia, ya sea que se le llame el Tanakh, la Biblia Hebrea o el Antiguo Testamento. Se cree que la historia del vino comenzó en algun lugar entre el Mar Negro, el Mar Caspio y el Mar de Galilea, donde Noé fue el primer viticultor registrado que «plantó un viñedo» después del diluvio.

En la antigüedad, la zona donde hoy está Israel era una muy importante ruta comercial de Egipto y Mesopotamia. Y por ahí transitaba el vino. Sin embargo, con la conquista islámica en el siglo VII, la industria vitivinícola terminó, y las viñas existentes fueron arrancadas de raíz. Las ruinas de las viejas prensas de vino aún se pueden visitar en Israel.

La época moderna de la vinificación israelí comenzó a finales del siglo XIX, cuando se estableció la Bodega Carmel, cerca de Haifa, que producía vinos dulces, convertidos rápidamente en sinónimo de vinos kosher. No fue hasta finales de la década de 1980 cuando las bodegas boutique más pequeñas entraron en escena, y el crecimiento continúa hasta hoy.

LAS REGIONES VINÍCOLAS

Aunque solo tiene el 5 % del tamaño de California, Israel experimenta una variedad de cambios climáticos y de altitud, con muchos tipos de suelo y variedades de vino. El vino israelí se produce en cinco grandes regiones vinícolas: Galilea (o Galil), Shomron (o Samaria), Shimshon (o Sansón), las Montañas de Jerusalén (o las Colinas de Judea) y Négev.

GALILEA Cubre el norte de Israel, al sur de la frontera libanesa. Es una de las principales regiones vinícolas israelíes por sus Vinos Reserva, producidos en altitudes elevadas y brisas frescas del Monte Hermón. Algunos productores populares en Galilea son: Dalton, Galil Mountain, Golan Heights Winery y Barkan.

SHOMRON Es la región vinícola más grande de Israel, con suelos buenos y un clima predominantemente mediterráneo. Está formada por varias ciudades vinícolas con algunos de los mejores productores de vino kosher, incluyendo Tishbi Winery y Binyamina Winery.

SHIMSON La zona de muchos de los viñedos de Carmel y Barkan, donde el clima mediterráneo produce veranos cálidos y húmedos e inviernos suaves. Está formado por la llanura costera central y las onduladas colinas de las tierras bajas de Judea, alrededor de Latrun y Adulam. La región tiene el nombre del conocido héroe bíblico Sansón.

COLINAS DE JUDEA Destaca por la mayor cantidad de bodegas boutique de Israel, como Castel, situada en Ramat Raziel. El clima de las colinas de Judea es perfecto para el proceso de elaboración del vino, con días cálidos y temperaturas frescas durante la noche. Con más de 20 bodegas en el área, cada una tiene una buena historia sobre el vino y su conexión bíblica.

NÉGUEV En el sur de Israel, es un desierto montañoso en la Ruta de las Especias. Fue una zona muy popular para el cultivo de la vid en la antigüedad, y hoy proliferan nuevos viñedos en las cumbres, desde donde se aprecia un espectacular paisaje.

______________________________________

Vinos estrellados y otros de seis estrellas

_______________________________________

T W I T T E R

© BEBERBIEN

beberbien@email.com